Contemplacion - Franz Kafka

  • View
    227

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Contemplacion - Franz Kafka

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    1/91

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    2/91

    Contemplacin (Betrachtung en e

    original alemn), traducida tambicomo Meditacioneso Percepciones

    ue la primera obra publicada po

    Franz Kafka, a finales de 1912. Eesta coleccin de dieciocho relato

    brevsimos, algunos de apenas una

    neas, el escritor checo, que

    escribi las primeras piezas de la

    obra recin entrado en la veintena

    acerca su prosa al terreno de la

    poesa, sin dejar de lado erasfondo filosfico y fantstico qu

    desarrollara en sus escrito

    posteriores y le valdra la admiraci

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    3/91

    e imitacin pstumas del universo

    iterario.

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    4/91

    Franz Kafka

    Contemplacin

    ePub r1.0SergioS25.12.13

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    5/91

    Ttulo original:BetrachtungFranz Kafka, 1912Traduccin: Juan Rodolfo Wilcock

    Diseo de portada: Piolinlustracin de portada: Ernst L. Kirchner,ujer frente al espejo

    Editor digital: SergioSePub base r1.0

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    6/91

    Para M. B.[1]

    FRANZKAFKA

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    7/91

    Y

    NIOS EN UN CAMINODE CAMPO

    O oa pasar los coches junto a lcerca del jardn, muchas veces los ve

    a travs de los intersticios apenaoscilantes del follaje. Cmo cruja en eclido verano la madera de sus ruedas

    varas! Del campo volvan loabradores, y se rean escandalosamente

    Yo estaba sentado en nuestr

    pequeo columpio, descansando entros rboles del jardn de mis padres.

    Del otro lado de la cerca el ruido n

    cesaba. Los pasos de los nios qu

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    8/91

    corran desaparecan en un instantecarros de cosechadores, con hombres mujeres arriba y alrededor, oscurecaos canteros de flores; hacia el atardece

    vea a un seor con un bastn, que spaseaba, y a un par de muchachas qu

    venan cogidas del brazo en direcciopuesta, y se hacan a un lado sobre ecsped, saludndole.

    Luego los pjaros se lanzaban aespacio, como salpicaduras; yo losegua con los ojos, los vea subir de u

    solo impulso, hasta que ya no mpareca que ellos subieran, sino que ycaa; deba sostenerme de las sogas, comenzaba a balancearme un poco, d

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    9/91

    debilidad. Pronto me columpiaba coms fuerza, el aire refrescaba y en vede los pjaros en vuelo aparecaemblorosas estrellas.

    Cenaba a la luz de una buja. Amenudo apoyaba ambos brazos en l

    madera, y ya cansado, coma mi pan comanteca. Las agujereadas cortinas shinchaban bajo el clido viento,

    muchas veces alguno que pasaba poafuera las sujetaba con la mano, como squisiera verme mejor y hablar conmigo

    Generalmente la buja se apagaba dgolpe y en el humo oscuro de la velseguan girando un rato los insectos. Salguien me interrogaba desde la ventana

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    10/91

    o le miraba como se mira una montao el vaco, y tampoco a l le importabmucho que yo le respondiera.

    Pero si alguien saltaba sobre ealfizar de la ventana, y me anunciabque los dems estaban ya frente a l

    casa, yo me levantaba lanzando ususpiro.

    Y ahora por qu suspiras? Qu

    ha ocurrido? Alguna extraa desgraciaque jams podr remediarse? Nuncms podremos ser lo que ramos antes

    Realmente, todo est perdido?Nada estaba perdido. Salamocorriendo de la casa.

    Gracias a Dios, por fin ha

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    11/91

    legado.Siempre llegas tarde.Slo yo llego tarde?T ms que los otros; qudate e

    u casa si no quieres venir con nosotros.Sin cuartel!

    Qu? Sin cuartel? Qu estdiciendo?

    Nos sumergamos de cabeza en e

    atardecer. No existan ni el da ni lnoche. Tan pronto se entrechocabacomo dientes los botones de nuestro

    chalecos como corramos regularmentespaciados, con fuego en la boca, comanimales del trpico. Como locoraceros de las guerras antiguas

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    12/91

    saltando hacia los aires y pisando fuertenos empujbamos mutuamente a lo largde la corta callejuela, y con ese impulsodava en las piernas seguamos urecho por el camino principal. Alguno

    se metan en las alcantarillas, y apena

    haban desaparecido frente al oscurerrapln, cuando ya se les vea com

    forasteros en el sendero de arriba, desd

    donde nos gritaban.Bajad!Primero subid vosotros!

    Para que nos tiris abajo; nogracias, no somos tan tontos.Tan cobardes, querris decir

    Venid en seguida, venid.

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    13/91

    De veras? Vosotros? Nadmenos que vosotros queris tirarnoabajo? Me gustara verlo.

    Hacamos la prueba, nos daban uempelln en el pecho y caamos sobre lhierba de la alcantarilla, encantados

    Todo nos pareca uniformemente clidoen la hierba no sentamos ni calor nfro, solamente cansancio.

    Cuando uno se volva sobre ecostado derecho, con la mano debajo da oreja, senta deseos de dormir. Per

    uno quera volver a levantarse, con lbarbilla erguida, slo para volver a caeen una zanja ms honda. Con el brazextendido y las piernas abiertas, un

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    14/91

    quera lanzarse al aire, y caer sin duden una zanja an ms profunda. Yhubiramos deseado seguindefinidamente este juego.

    Cuando llegbamos a las ltimaalcantarillas no nos preocupaba la mejo

    manera de echarnos para dormirespecialmente si estbamos de rodillas permanecamos de espaldas, com

    enfermos, con ganas de llorarParpadebamos a veces, cuando algnio con las manos en la cintura saltab

    con sus oscuras suelas del terrapln acamino, por encima de nosotros.La luna haba llegado ya a ciert

    altura, y alumbraba el paso del coch

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    15/91

    del correo. Una suave brisa comenzaba soplar en todas partes, tambin se lsenta en el fondo de las zanjas; en lacercanas, el bosque empezaba susurrar. Entonces uno no senta tantodeseos de estar solo.

    Dnde estis?Venid aqu!Todos juntos!

    Por qu te escondes? Djate donteras.

    No has visto que ya pas e

    correo?No! Ya pas?Naturalmente! Mientras dormas

    pas por el camino.

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    16/91

    Yo dorma? No puede ser.Cllate, si se te ve en la cara.Pues te digo que no.Ven.Corramos ms apretados, muchos s

    daban la mano, llevbamos la cabeza l

    ms erguida que podamos, porque ecamino bajaba. Alguien lanzaba el gritde guerra de las pieles rojas, nuestra

    piernas se lanzaban a galopar comnunca; al saltar, el viento nos alzaba poa cintura. Nada hubiera podid

    detenernos; corramos con tal mpetque an cuando alcanzbamos a algunpodamos cruzar los brazos y miraranquilamente en torno.

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    17/91

    Junto al puente del arroyo nodetenamos; los que haban seguidcorriendo, volvan. Debajo, el agugolpeaba contra las piedras y las racescomo si no hubiera anochecido an. Nhaba ningn motivo para que alguno d

    nosotros no saltara sobre el parapeto depuente.

    Detrs del follaje distante pasaba u

    ren, todos los vagones estabaluminados, las ventanillas bie

    cerradas. Uno de nosotros comenzaba

    entonar una cancin callejera; perodos queramos cantar. Cantbamomucho ms rpido que el tren, nocogamos del brazo, porque las voces n

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    18/91

    bastaban; nuestros cantos se unan en uestrpito que nos haca bien. Cuando unmezcla su voz con la de los dems, ecomo si se lo llevaran con un anzuelo.

    As cantbamos, de espaldas abosque, para los odos de los viajero

    ejanos. En el pueblo, los mayoreestaban despiertos todava, las madrepreparaban las camas para la noche.

    Ya era la hora. Yo besaba al questaba a mi lado, daba la mano a los treque estaban ms cerca, y echaba a corre

    por el camino; nadie me llamaba. En eprimer cruce, donde ya no podaverme, me volva y retornaba corriendal bosque. Iba hacia la ciudad, qu

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    19/91

    quedaba hacia el sur del bosque; de elldecan en nuestro pueblo:

    All s hay gente extraamagnense que no duermen.

    Y por qu no duermen?Porque no estn nunca cansados.

    Y por qu no?Porque son tontos.Y los tontos no se cansan?

    Cmo van a cansarse los tontos?

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    20/91

    F

    DESENMASCARAMIENTODE UN EMBAUCADOR

    INALMENTE, hacia las diez de lnoche, llegu con aquel hombre a quie

    apenas conoca, y que no se habdespegado de m durante dos largahoras de paseos por las calles, frente

    a casa seorial donde tendra lugar unreunin a la que me haban invitado.

    Bueno dije, y junt

    ruidosamente las palmas de las manospara indicarle la necesaria inminencide una despedida.

    Ya haba hecho algunas tentativa

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    21/91

    menos explcitas, y estaba bastantcansado.

    Piensa entrar ya? me preguntDe su boca surga un ruido como d

    dientes que se entrechocaban.S.

    Yo estaba invitado; ya se lo habdicho una vez. Pero invitado a entrar eesa casa, donde tantos deseos tena d

    entrar, y no a quedarme all, ante lpuerta, mirando ms all de la oreja dmi interlocutor, ni a guardar silenci

    como si hubiramos decidido quedarnoeternamente en ese lugar. Ya compartaese silencio las casas que nos rodeaban la oscuridad que de ellas ascend

  • 7/23/2019 Contemplacion - Franz Kafka

    22/91

    hasta las estrella

Search related