Principios metaf£­sicos de la l£³gica - Œnea/Heidegger...¢  que constituye el giro, o vuelta hacia atr£Œs

  • View
    4

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Principios metaf£­sicos de la l£³gica - Œnea/Heidegger...¢  que...

  • Principios metafísicos de la lógica

    Martin Heidegger

    Traducción de Juan José García Norro

    , EDITORIAl SINTESIS

  • La traducción de esta obra ha sido realizada con una ayuda del Gocrhc-Inslilul patrocinado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania

    Título original: Metaphysische Anfangsgründe der Logik im Ausgang von Leibniz, Gesamtausgabe, vol 26

    Traducción: Juan José García Norro

    Diseño de cubierta: Fernando Vicente

    Reservados todos los derechos. Eo;tá prohibido, bajo las sanciones penales y el resarcimiento civil previstos en las leyes, reproducir, registrar o transmitir

    esta publicación, íntegra o parcialmente, por cualquier sistema de recuperación y por cualquier medio, sea mecánico, electrónico, magnético, elecrroóplico,

    por fotocopia o por cualquier otro, sin la autorización previa por escrito de Editorial Síntesis, S A

    © Virrorio Klostermann GmbH Frankfurt am Main 1978 (tercera edición revisada, 2007)

    © EDITORIAL SÍNTESIS, S A Vallehermoso, 34 - 28015 Madrid

    'Idéf.: 9I 593 20 98 hrrp://www.sintesiS.com

    Depósito Legal: M. 43.116-2009 ISBN· 978-84-975666-0-5

    Impreso en España - Printed in Spain

  • Índice

    Prólogo a la edición española.................................. 7

    Introducción............................................................ 1 1 l. Del concepto tradicional de la lógica . . . . . . . . . . . . . . . 1 2

    II . Introducción a la idea d e la filosofía . . . . . . . . . . . . . . . . 1 7 III . La definición de la filosofía según Aristóteles . . . 1 9 IV La pregunta fundamental de la filosofía

    y la pregunta por el hombre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26 V Los problemas fundamentales de una lógica

    filosófica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 9

    VI. La división tradicional de la lógica y la tarea del retomo a los fundamentos de esta lógica . . . 33

    Principios metafísicos de la lógica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 7 Observación preliminar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38

    Parte 1 Destrucción de la doctrina leibniziana del juicio hasta sus problemas metafísicos fundamentales

    § l. Caracterización de la estructura general del juicio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 2

    § 2 . El juicio y la idea de la verdad. Las formas fundamentales de la verdad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50

    En memoria de Ma.x Scheler. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

    § 3. La idea de verdad y los principios del conocimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66

    Recapitulación a modo de resumen . . . . . . . . . . . . . . 70

    § 4. La idea del conocimiento en general . . . . . . . . . . . . 7l

    § 5. La determinación esencial del ser del auténtico ente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . 85

    a) La mónada como impulso . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85 b) Consideración intermedia respecto

    del hilo conductor de la interpretación del ser . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 02

    e) La estructura del impulso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . l 06

    5

  • 6

    § 6 . La concepción fundamental del ser en general (no desarrollado) . . . . . . . . . . . . . .

    § 7. La teoría del juicio y la concepción del ser. Lógica y ontología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 1 8

    Parte 11 La Metafísica del principio de razón

    como problema fundamental de la Lógica

    l. Exposición de las dimensiones del problema..... 139

    § 8. E l principio de razón o fundamento como regla del pensar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 4 1

    § 9 . La esencia de la verdad y su relación esencial con el ' fundamento ' .............. . .. . ... . .. 1 45

    a) La esencia de la verdad del enunciado . . . . . 1 45 b) lntencionalidad y transcendencia . . . . . . . . . . . . . 1 5 1

    § 1 0 . El problema de la transcendencia y el problema de Ser y tiempo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 59

    Apéndice................................................................... 18 1

    Caracterización de la idea y la función de una ontología fundamental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 82

    2. El problema del fundamento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 87

    § 1 1 . La transcendencia del Dasein . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 88

    a) Sobre el concepto de transcendencia . . . . . . . . 1 88 b) El fenómeno del mundo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200 e) Libertad y mundo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 1 7

    § 1 2. Transcendencia y temporalidad (nihil originarium) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 228

    § 1 3 . La transcendencia que se temporaliza en la temporalidad y la esencia del fundamento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245

    § 1 4. La esencia del fundamento y la idea de la lógica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 1

    Suplemento................................................................. 255 Lejanía y cercanía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 256 Nota del editor alemán .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 256

    Índice onomástico...................................................... 261

  • Prólogo a la edición española

  • 8

    Las circunstancias en que se escribe esta obra, último curso que dicta Heidegger en Marburgo, en el semestre de verano de 1 928, y un año escaso después de la publicación de Ser y tiempo, así como el proceso que se ha seguido en su compilación, se narran adecuadamente en la "Nota del editor alemán" . Aquí, conviene, pues, describir sólo algunas características de la edición espa­ ñola. Acaso la principal dificultad de traducción de esta obra ha sido tomar una decisión sobre el frecuente término Dasein. Es sabido que esta voz es el resultado de sustantivar un infini­ tivo verbal, corriente en la lengua coloquial, que significa exis­ tir. Cabría en consecuencia traducir Dasein por existir e incluso por existencia. Sin embargo, dicho proceder no está exento de riesgos, ya que se pasaría por alto el carácter de término técni­ co que este nombre adquiere en el pensamiento heideggeria­ no . Con él se designa, como el lector verá enseguida, un pecu­ liar ente, ese que somos nosotros, y que no se quiere nombrar con otros términos, como yo, sujeto, persona, vida, para evitar las equívocas connotaciones que arrastran es tas nociones . Por supuesto, nada impide buscar un giro para verter Dasein al es­ pañol . Sin duda, el más usual es ser-ahí, que recoge el verbo ser (sein) y el adverbio ahí (da). Con todo, teniendo en cuenta la extensión que ha adquirido el uso de la palabra Dasein en el discurso filosófico en lengua española, se ha optado por dejar­ lo sin traducir. Esta regla sólo admite una excepción: allí don­ de Heidegger juega expresamente con el da, el ahí, que apare­ ce en la expresión Dasein. También es preciso explicar la manera en que se ha vertido al español el término , de origen latino y totalmente transparente, Existenz. Al ser una noción de enorme importancia y circunscrita al modo de ser de un ente muy espe­ cial, el Dasein, se ha traducido siempre por existencia, buscan­ do otras expresiones, como subsistencia (Vorhandenheit), para designar los modos de ser de otros entes . Aunque se ha pro­ curado mantener constante la manera de traducir los vocablos que expresan las restantes nociones importantes en el desarro­ llo del curso , esta regla no se ha llevado hasta el extremo de excluir cualquier excepción. Éstas se han producido cuando parecía más adecuado para la comprensión del texto modificar el modo de traducirlas. Asimismo, se ha evitado la tentación de introducir entre paréntesis términos alemanes dentro de la fra­ se española. Únicamente en pocos casos se cedió a este impul­ so. El principal es allí donde Heidegger sostiene que la ontolo­ gía fundamental que comienza con la analítica del Dasein precisa para completarse de una analítica de la temporaneidad del ser, que constituye el giro, o vuelta hacia atrás [Kehre/, en el que la

  • ontología se cottvtct te, grac ias a su rad icalizaCIÓn y universali­ zación, en una metafísica óntica. Parecía aconsejable dejar cons­ tancia de la aparición de un término de tanta sustancia en el desarrollo de su filosofía posterior a Ser y tiempo.

    Como en todos los demás cursos de lecciones de Heideg­ ger, abundan en éste las citas en griego y latín, algunas en fran­ cés, que no siempre se traducen o glosan. Para facilitar la com­ prensión, en los c